3

Cómo realizar una reclamación al seguro

La reclamación es un derecho básico que tiene el consumidor de seguros al igual que otro producto o servicio. Si surge algún problema en la tramitación de un siniestro o en cualquier otro supuesto, podemos formalizar una reclamación por las siguientes vías.

1465377_682351118471802_438293811_n

1. Departamento de Atención al Cliente o de reclamaciones. Todas las compañías están obligadas a tener dicho departamento y a responder a las quejas y reclamaciones recibidas.

2. Defensor del Asegurado. En algunas entidades existe la figura del Defensor del Asegurado, es un órgano independiente de la entidad aseguradora. Si el reclamante no queda satisfecho con la respuesta emitida por el Departamento de Atención al Cliente se debe acudir al Defensor del Asegurado.

3. Sistema de Arbitraje. El sistema de arbitraje es un medio voluntario para la solución del conflicto, específico para consumidores y usuarios, que se encuentra tutelado por la Administración. Las decisiones arbitrales suelen ser vinculantes para las partes, aunque no se cierra completamente la posibilidad de acudir a la vía judicial ordinaria.

4. Organismos Supervisores. Estos organismos disponen de Servicios de Reclamaciones a los que los ciudadanos pueden acudir para expresar las incidencias surgidas. Los organismos supervisores del sistema financiero español son el Banco de España, la Comisión Nacional del Mercado de Valores y la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones.

Si has contratado tu seguro a través de un correduría o un mediador de seguros colegiado ponte en contacto con él. Hará todos los trámites necesarios para realizar tu reclamación.

3 Comments

  1. Hay que tener mucho cuidado con la letra pequeña de los seguros que firmamos puesto que a la hora de realizar cualquier tipo de reclamacion, cualquier compañia la pondra como excusa para poder evitarse el pago.

    Tipicos son los seguros por ejemplo de hogar donde los electrodomesticos estan asegurados por inundacion y no por subidas de tension, motivo de casi el 100% de los problemas que se pueden tener con los electrodomesticos asegurados.

    Sino te lo cubre el seguro deberas ir a tramitar la factura con la compañia de suministro electrico que se tenga, pero eso ya es una lucha de tiempo que te puede llevar a a nada.

    Al final siempre queda dirigirse a las organizaciones de consumo como la OCU, pero antes de llegar a eso, conviene estar bien seguro de que se contrata con cada seguro para evitarse quebraderos de cabeza.

    Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *