2

¿Por qué contratar un seguro de viajes?

Seguro de viajes

Cuando emprendemos un viaje revisamos la maleta para que no se nos quede nada, como el bañador, el pasaporte, el móvil o la cartera. Sin embargo, el seguro de viajes es un servicio que no siempre tiene cabida en nuestra maleta.

En un reciente estudio realizado por InterMundial denominado “Uso del seguro de viajes en España”, el 79% de los españoles viaja sin seguro. Una cifra que nos indica que su no contratación puede estar asociada por su desconocimiento. Por este motivo, vamos a describir las diferentes coberturas de un seguro de viajes. Ya no tendrás excusa.

Cuándo contratar un seguro de viajes

El seguro de viajes es un servicio útil para todo tipo de viajeros y para todos los destinos. Nunca sabemos qué puede ocurrir una vez que lleguemos a nuestro lugar de vacaciones. Las situaciones inesperadas pueden ocurrir en cualquier sitio. El coste económico de una lesión en el extranjero puede ser muy costoso. En algunos países, el hecho de romperte una pierna puede costar 30.000 euros, una cantidad que no puede afrontarse fácilmente en el momento.

Además, la contratación de una póliza de viajes garantiza una serie de coberturas no sólo durante el viaje, sino también antes y después. Por este motivo es importante contratarlo justo cuando hacemos la reserva. Así, en caso de cancelación de nuestro vuelo o apartamento,  nos reembolsarán los gastos económicos.

Coberturas del seguro de viajes

Existen diferentes tipos de pólizas de viajes y dependiendo de nuestras necesidades deberemos contratar unas u otras. Las más comunes son las que hacen referencia a la asistencia sanitaria y las relativas a la cancelación aunque el abanico es mucho más amplio.

Asistencia sanitaria

En caso de enfermar o sufrir un accidente, el asegurado tendrá cubierta la cobertura de asistencia médica al contratar esta póliza. Además de garantizar los gastos médicos, de hospitalización o intervención quirúrgica, la asistencia sanitaria tiene otras coberturas más desconocidas:

  • Desplazamiento del asegurado hasta el hospital o el centro médico.
  • Desplazamiento y alojamiento de un acompañante en caso de que el asegurado sea hospitalizado
  • Traslado y repatriación tanto del asegurado como del acompañante..
  • Envío de medicamentos.
  • Retorno anticipado, que cubre los gastos desde el lugar de origen hasta el destino.
  • Traslado y repatriación en caso de fallecimiento.
  • Sustitución del asegurado por repatriación en caso de viajes laborales.
  • Gestión y coordinación de servicios asistenciales.
  • Servicio de traducción.

Seguro de cancelación de viajes

Esta póliza cubre los gastos de cancelación que puedan generarse desde que contratas el viaje hasta que llegas de nuevo a casa. Algunas de las coberturas que ofrecen las aseguradoras en este tipo de pólizas son:

  • Alojamiento. Cuando se produzca una cancelación en el hotel, hostal o apartamento donde hayamos reservado.
  • Gastos por la cancelación en el transporte.
  • Alquiler de vehículos.
  • Excursiones o visitas guiadas que tengamos contratadas.
  • Gastos de cancelación en restaurantes de alta cocina donde hayamos realizado una prereserva online.
  • Cancelación del viaje por problemas de salud, laborales como despido, incorporación a un nuevo puesto de trabajo e incluso cancelación por temas burocráticos como un divorcio o llamada a una mesa electoral.

Otras coberturas del seguro de viajes

  • Indemnización en caso de demora superior a 6 horas en la salida del vuelo que tenga como consecuencia la pérdida de trasbordo o la estancia obligada hasta que pueda viajar de nuevo.
  • Anulación del viaje por problemas de la compañía. En estos casos, podrá reclamar el reembolso de los gastos derivados por la estancia obligatoria y, dependiendo del tipo de billete, una indemnización.
  • Overbooking
  • Localización y envío de los equipajes y efectos personales hasta el lugar del viaje o el domicilio donde resida el asegurado.
  • Responsabilidad Civil y Defensa Jurídica fuera de España. De esta forma, el asegurado tendrá cubiertos los gastos de defensa judicial así como el anticipo de la fianza judicial o el asesoramiento telefónico.
  • Indemnización por el robo o los daños materiales que puedan sufrir los efectos personales.

 

 

 

 

 

 

 

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *