0

¿Cuestión de Ciclos?

Desde siempre se ha dicho que nuestro sector es “cíclico” con respecto a las primas que marcan las compañías en sus respectivas tarifas. Generalmente las entidades se han basado en sus resultados de siniestralidad para aplicar criterios de selección de riesgos y primas.

La ecuación es muy simple si mi siniestralidad es buena tengo margen para mejorar mi tarifa y si es mala tendré que seleccionar mejor a quién aseguro y a qué precio. Los ciclos generalmente coincidían entre las principales entidades ya que, a nuestro entender, los resultados de siniestralidad eran muy parecidos entre las mismas con lo que el mercado se endurecía o suavizaba practimamente a la vez.

Pues parece que nada de esto sirve ahora, en la actualidad tenemos la sensación que no hay tarifas, que no hay porcentaje de siniestralidad y que no hay política de suscripción de riesgos. Ahora es más una cuestión de:

“Compañia A” lo asegura yo “Compañía B” te lo aseguro con un 15% de descuento.

En el segmento de los “riesgos particulares” (automóvil, hogar, vida) se ha llegado al extremo de, y cito textualmente a alguna compañía:

Como mínimo te igualo lo que te de la competencia

Pero lo peor (o mejor, no lo tenemos claro) de todo esto que es que también es extrapolable a los riesgos empresariales y es que en este segmento podríamos incluso hablar de “fidelización del cliente a cualquier precio“. Es curioso pensar que no hace mucho tiempo a los mediadores se nos quitaba el sueño cuando llegaban las renovaciones de las grandes pólizas, otra vez a luchar por que la compañía tenga a bien no anularme este riesgo.

En la actualidad, seguimos perdiendo el sueño, eso no ha cambiado, pero no por una cuestión de problemas de renovación, aquí tenemos hasta margen de mejora de primas en beneficio de nuestros clientes,en la actualidad es una cuestión de que la competencia, que hasta ahora no había entrado en este segmento, ha igualado tu póliza y le ha aplicado un 10% de descuento adicional al que tu habías facilitado.

El riesgo que se corre es que se está mandando un mensaje a los clientes de:

El que no llora no….. (termine usted la frase)

y esto es lo realmente peligroso y por lo que concluimos que ya no es una cuestión de ciclos sino que estamos viviendo una etapa en la que prácticamente todo vale con tal de mantener o aumentar nuestro negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *