0

Cuestión de formación

La Ley 26/2006 de 17 de Julio de Mediación en Seguros y Reaseguros Privados que entra en vigor el próximo 18 de Julio, en sus artículos 27 y 39 viene a determinar las exigencias de formación para los mediadores de seguros. Estas exigencias, tal y como indica la Ley, se concretaron en la Resolución de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones de 28 de Julio de 2006 publicada en el B.O.E. nº 194 del 15 de Agosto. En esta resolución se indican claramente los requisitos y principios básicos que deben recoger los programas de formación para los mediadores de seguros y demás personas que participen directamente en la mediación de los seguros, estableciéndose 3 categorías para titulares, empleados y auxiliares.

Esta nueva ley, como la anterior de 1992, consagra y exige la independencia del Corredor y Corredurías de Seguros en su actividad de mediación, libre de todo vínculo que suponga afección con las Entidades Aseguradoras.

Pues bien al parecer esa obligada independencia no se ha entendido muy bien en lo que respecta a los programas de formación exigidos en la Resolución de la D.G.S y F.P. Se están dando casos de Corredores y Corredurías de Seguros que se están acogiendo a los Planes de Formación creados por Entidades Aseguradoras e impartidos directamente por estas o por Centros de Formación delegados.

Creemos que esta práctica debe ser denunciada y erradicada y aunque la formación suponga para el Corredor/Correduría una inversión económica también es una garantía de independencia.

La formación sin coste económico que determina la adscripción a un Plan de Compañía Aseguradora no justifica en modo alguno la pérdida de independencia.

Existen además razones técnicas y de conocimientos poderosas que vienen determinadas por la necesidad   que tiene el corredor, sus empleados y auxiliares,  de disponer de una formación generalista, completa e independiente sobre los productos, sus garantías y condiciones. Contra más información independiente se tenga sobre los Ramos y productos existentes en el mercado asegurador mayor será la posibilidad de efectuar el asesoramiento objetivo e imparcial a que sus clientes tienen derecho conforme al artículo 42.4 de la Ley.

Vigilemos por consiguiente la independencia del Corredor/Correduría de Seguros, también en los programas de Formación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *