0

Las autopistas del mar

bridge

El pasado 13 de noviembre se celebró en Nápoles el congreso de la AIBA (Asociación de Corredores Italianos), y tuve el gran honor de ser invitado al mismo como presidente de la FMBA (Federación Mediterránea de Brókers de Seguros). El tema central giró en torno al título de este articulo que también encabezo el título de mi ponencia que comparto de manera integra con vosotros:

Antes de nada mi agradecimiento muy sincero y felicitaciones a nuestros compañeros del AIBA y a su Presidente Francesco Paparella por haber organizado esta Convention en Nápoles en el marco de nuestra Asamblea General.

Sabéis la importancia que en nuestra Federación estamos dando a la creación del Laboratorio Mediterráneo de Seguros Marítimos. Mi agradecimiento a todos los presentes y a las distinguidas autoridades universitarias, portuarias, de seguros y de transporte marítimo, que nos acompañan.

Pero antes que nada os voy a pedir un ejercicio de autoestima para que todos los presentes nos sintamos orgullosos de ser, además de europeos, africanos u orientales, sobre todo mediterráneos , hijos del Mare Nostrum, orgullosos de ser aseguradores y autoridades mediterráneos, muchos de entre nosotros, descendientes de esos grandes comerciantes y navegantes que fueron los fenicios y porque no decirlo, orgullosos de ser habitantes de este mar que nos une, donde el Seguro marítimo, pionero en el campo de los seguros en general y germen de la institución que conocemos hoy, es una practica vieja de 4.000 años.

Nuestras costas están pobladas de ciudades trimilenarias con puertos importantes que favorecieron el desarrollo de grandes ciudades.

Pero porqué de esta Conferencia y porqué en Nápoles. Porque creo que tanto el AIBA como la FMBA quieren dar una preponderancia especial al transporte y seguro marítimo. Porque las Autopistas del Mar pasan por Nápoles, puerto importante del mediterráneo que nos acoge hoy, como el año pasado nos acogió Marsella para firmar la Carta de Creación de nuestro Laboratorio Mediterráneo de Seguros Marítimos. También porque a pocos kilómetros de aquí se encuentra Amalfi puerto y Republica importante en la Edad media y lugar donde se creó el Código Amalfi que se puede considerar como el nacimiento del seguro marítimo.

Pero decía que el Seguro Marítimo se practica en el mediterráneo desde hace 4.000 años y las primeras referencias al seguro se encuentran hacia el año 2.000 a.c. en forma de contratos escritos estipulando la forma de repartición de las perdidas en los transportes por vía marítima. Hay que saber que en aquella época los piratas, bandidos y toda clase de saqueadores hacían estragos en el mediterráneo. En Babilonia, en 1.760 a.c. el Código de Hammourabi, uno de los primeros conjuntos de leyes encontrados, ya prescribía medidas para casos de pérdidas o de robo de mercancías en los transportes marítimos.

Al principio del primer milenio apareció el “Préstamo a la gruesa ventura” antecedente real del seguro marítimo y de transporte. El interés aplicado en la devolución del préstamo por el transportista se convirtió rápidamente en usura de tal forma que este sistema fue prohibido por Gregorio IX en 1.227.

El Seguro Marítimo tuvo su autentico nacimiento al principio del segundo milenio cuando en 1063 los comerciantes italianos crearon la organización conocida como el Código de Amalfi para protegerse contra las pérdidas sufridas en los naufragios o por la piratería.

Italia, Portugal y Francia se atribuyen la paternidad del Seguro Marítimo y efectivamente en estos tres países se encuentran archivos que datan de los siglos XIII y XIV que tratan del derecho marítimo y aclaran modalidades de seguro.

Pero es en España entre los años 1260 y 1270 donde se deduce que se escribió el Libro del Consulado del Mar en Barcelona, primera obra que recopila las leyes y costumbres marítimas dispersas de los derechos romano, griego, bizantino, italiano, francés y español. Este ejemplo será seguido por numerosos países y en particular Francia que reglamenta de una forma muy completa el ordenamiento de Colbert de 1681.

Pero volviendo a nuestros días existen dos acontecimientos que van a dar una mayor relevancia a nuestro Mar Mediterráneo que son:

  • La Zona de Libre Comercio Euro-Mediterránea de resultas de la Declaración de Barcelona de 1995 donde se constituyó la Asociación Euromediterránea, llamado Proceso de Barcelona, compuesta por 27 países, 15 de la Unión Europea y 12 del sur y este del mediterráneo y que dará lugar a una gran zona de libre comercio para el 2010.
  • El Libro Blanco de Transportes de la Comisión Europea de Septiembre de 2001 que implanta el concepto de “Autopistas del Mar” como alternativa al transporte por carretera. Las rutas seleccionadas como “Autopistas del Mar” deberán reunir unos determinados requisitos de calidad relacionados con la frecuencia, coste “puerta a puerta”, simplicidad en procedimientos administrativos y participación de varios países. En el año 2004 se dispuso un marco legal de ayudas para fomentar el concepto de “Autopistas del Mar”, siendo un eje prioritario de desarrollo que deben estar puestas en marcha también para el año 2010. Las rutas que se diseñen deberán permitir eludir los puntos de congestión representados por los Alpes, los Pirineos, el canal de la Mancha y otros muchos para obtener un ahorro energético, una reducción de la contaminación y un tráfico más fluido en las principales redes de transporte terrestre.

Y finalmente, ¿porqué la FMBA creó el “Laboratorio Mediterráneo de Seguros Marítimos”? pues precisamente por dos motivos a cual más importante, uno de aspecto sentimental y otro de aspecto claramente material. Ambos motivos están suficientemente explicados en la exposición que hacemos en la Carta de la Creación de dicho Laboratorio. Queremos darle a nuestro Mar Mediterráneo la importancia que se merece y queremos decir y que la gente lo sepa que el seguro Marítimo nació en nuestro Mediterráneo y se convirtió en el germen de la actual institución aseguradora, pero al mismo tiempo queremos que nuestro Laboratorio sirva para unir las grandes ciudades portuarias del mediterráneo para :

  • Ser un punto de encuentro en la cuenca mediterránea entre los diferentes agentes sociales y económicos de ámbito público y privado relacionados con la actividad marítima y sus diferentes modalidades de aseguramiento.
  • Constituirse en entidad consultiva de los diferentes participantes en el Seguro Marítimo de la cuenca mediterránea.
  • Presentar nuevas iniciativas y nuevas tecnologías aplicadas a los riesgos marítimos y toda su amplitud, seguros de cascos, de responsabilidades, de transportes etc. Sin olvidar la actividad de las empresas liquidadoras de averías.
  • Participar en aquellos encuentros que tengan que ver con nuestro principal objetivo y ofrecer en este ámbito nuestra colaboración en los foros de desarrollo del mediterráneo, con especial atención a nuestra colaboración con la Asociación del Observatorio Mediterráneo del Seguro, entidad de la que la FMBA es promotora y miembro titular.

MUCHAS GRACIAS POR SU ATENCION

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *