6

Lo mejor de los 2 mundos

Hace tiempo que nos planteamos en nuestra correduría cual es la ventaja real de la contratación de una póliza de automóvil en una de las compañías denominadas “Lineas Directas“.

Parece claro que en el argumentario de ventas de este tipo de compañías en lo que más énfasis inciden es en las primas tan competitivas y prácticamente sin competencia que ellos pueden ofrecer frente a la colocación de estos riesgos en la mediación tradicional.

Pero como todos sabemos, si leemos la letra pequeña, nos damos cuenta que esto no es siempre así y menos en las últimas fechas. La gran segmentación en tarifas que existe hoy en día entre los diferentes perfiles de conductores hace que desde la mediación tradicional ya seamos capaces de competir con las “Líneas Directas”, y tenemos casos reales que así lo acreditan.

Pero podríamos ir un paso más allá, es posible que el cliente de este tipo de compañías tenga entre sus prioridades buscar agilidad en todo el proceso de contratación de la póliza, cotización rápida, envío de presupuesto, emisión inmediata, evitándole la engorrosa tarea del desplazamiento que necesitaría para la contratación de un seguro de automóvil por otras vías.

Pues ni tan si quiera en eso estamos en desventaja en la mediación tradicional, las nuevas tecnologías y el cada vez mayor grado de exteriorización de servicios de las compañías nos permiten dar el mismo servicio que ellos ofrecen.

En nuestro caso concreto, tenemos un teléfono desde el que damos cotizaciones en tiempo real, enviamos el presupuesto al cliente por fax o email y si desea la contratación de la póliza solo tiene que confirmarnoslo por la vía que estime oportuna, que gustosamente le remitiremos la póliza a su domicilio.

¿En que nos diferenciamos entonces? ¿No será en la tramitación del siniestro?

Evidentemente en esto tampoco nos ganan, nuestros clientes tienen un interlocutor para la tramitación de sus siniestros, él es nuestro cliente, el es nuestra preocupación. Si quiere atención telefónica, la tendrá, si quiere venir a la oficina y ser atendidos de una forma más pausada, también podrá, si quiere ser atendido directamente por la compañía, así será.

No decimos que las líneas directas tramiten mal, decimos que nosotros tenemos más recursos y con casi absoluta seguridad tramitadores más especializados.

Como se suele decir:

Que tengan ellos cuidado con nosotros

6 Comments

  1. La verdad es que en lugar de estar pensando, en cuidado que viene el lobo, es mejor ir a por él, La mejor defensa es el ataque, y se trata de conseguir que el cliente, note que tiene más valor añadido al contratar con un mediador. Yo creo que ese es el punto clave.

  2. Coincido plenamente con el sentido del articulo, cualquier mediador esta en ventaja para dar mejor servicio y mejores productos que cualquier linea directa.
    ¿Cual es el problema entonces? Que nadie se gasta tanto dinero en contarlo como las compañias de atencion directa.
    No se si el colegio recogera algun dia el guante o seguira a “sus cosas”…

  3. Es reconfortante ver que esta filosofía es compartida en la mediación profesional pero lo que apunta Ángel del Amo es cierto; no podemos competir de forma “individual” con las fuertes inversiones que hacen en publicidad estas Compañías

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *