1

Lo que los bancos no dicen de las participaciones preferentes

Recibimos de nuestra central de ESPABROK un interesante informe remitido por FECOR que pone el acento sobre el producto que numerosas entidades financieras están comercializando: LAS PARTICIPACIONES PREFERENTES

Las Participaciones Preferentes son un producto de inversión en Renta Fija un poco atípico. Son una “especie de Bono”, que puede llegar a ser perpetuo, y que si bien tienen un cupón establecido (el interés), este solo se paga si existen beneficios.

Para una empresa puede ser mejor emitir Participaciones Preferentes, que solo deberá pagar si tiene beneficios, que no Acciones preferentes o Bonos, que deberá remunerar siempre, aun no disponiendo de beneficios. Y a diferencia del dividendo de las Acciones, los cupones pagados son deducibles del Impuesto de Sociedades, igual que los intereses de los Bonos.

La liquidez de las Participaciones Preferentes, nunca estuvo muy clara si un inversor se quería marchar antes de los diez o quince años en los que se prometía la amortización. Es, por tanto, una inversión prácticamente ilíquida en la que el inversor, puede vender con pérdidas, aunque también y en teoría con ganancias.

Por esta razón, al ser Renta Fija con este riesgo, la rentabilidad es algo superior a los Bonos ordinarios por ejemplo o Depósitos. (A propósito estas no tienen la cobertura de los 100.000 euros que garantiza el Gobierno)

Ahora que nos encontramos con una situación económica delicada, es posible que no se paguen los intereses porque la caja, el banco o la empresa no obtengan los beneficios suficientes, o sea que será más difícil cumplir los compromisos de las amortizaciones anticipadas.

Incluimos también la repercusión en los medios de la puesta en escena de este tipo de producto y el “aviso” que todos dan a los consumidores:

One Comment

  1. Por fin he entendido el producto, muy esclarecedor. Ya pensaba yo que algo raro tenía y lo peor es que las autoridades permiten que se comercialice sin los avisos pertinentes, ya estamos otra vez con productos como los derivados y similares que nos han llevado a la crisis actual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *